•   +34 689886953

MAYO, MAYO, MAYO...

MAYO, MAYO, MAYO...

Acabamos de empezar la andadura por mayo. El mes de las flores, puede que uno de los más bonitos del año, pero también es el mes en el que empieza la temida operación “cebolla inversa”. Hay que empezar a prescindir de capas de ropa e incluso con un poco de suerte iniciar algún acercamiento al sol en terracitas, jardines, playas, piscinas… Después de un invierno largo y más frio de lo habitual, ¿qué cuerpo se resiste a la vitamina D?

Sin embargo el despoje de ropa tiene su qué. A los cuerpecillos con ese tono blancuzco tan poco favorecedor hay que sumarle los posibles excesos del invierno . ¡Esos cocidos! ¡Esos chocolates con churros! ¿O te has portado súper bien, has comido sano, has pagado la cuota del gimnasio y además has ido y las carnes siguen en su sitio y por si fuera poco,  apretadas? Yo, claramente, NO! Y ya, ya sé que muchas que leéis mis andanzas me conocéis en persona y diréis que estoy delgada, pero quizás os alegre saber que incluso las que tenemos un metabolismo bastante correcto también, o al menos hablo por mí, tenemos, tengo, nuestras, mis, cositas.

Así lo vais a entender… la vida es una carretera laaarga y el cuerpo un camión cargado. Es importante atar bien la carga para que en las curvas y curvas que vas encontrando la carga no se desplace. Y ahí está el problema. Lo difícil que es atar la carga por Dios!!! Así que cuando abres el camión la carga es la misma, pero oh, oh, nada está donde debería… Y en Mayo es cuando abres el camión…

Así que cada mayo desde hace unos (pocos) años empiezo a mirar opciones para hacerlo todo más llevadero.

Lo primero de todo es procurar un color de piel que de menos desidia y eso es fácil, rápido y además sano. Una buena exfoliación primero con Pink Himalayan Salt Scrub de Eco by Sonya, que además es gustosísimo y después unas aplicaciones de Invisible Tan en el cuerpo y Face Tan Water para la cara y en pocos días las surfers californianas no son nadie a tu lado. Y a lucir canillas, escote, brazos y lo que venga. Ni medias ni medias, bueno a no ser que bajen 15 grados las máximas…                               

                                          exfoliante corporal y autobronceadores

 Haz click aquí para ver todos lo productos de Eco by Sonya

Luego hay que empezar a mirar modelitos de baño y mi primera opción es un burkini, que como además Marks&Spencer los tiene aceptables pues oye… Luego ya más serena pienso en la segunda opción, algo menos radical y que, teniendo en cuenta mi lugar de residencia actual, quizás daría menos el cante, y es un neopreno, que además los hay ideales como éstos de Roxy

                                  neopreno

y de paso me podría meter en el Cantábrico más allá de las rodillas. Sin embargo, a  esta opción le veo, conforme voy pensando, varias  pegas, una que ya que me he bronceado, lo voy a tapar? Con lo ideal que queda la piel? Encima sin tabla bajo el brazo quedaría pelín raro y una no está por la labor de cargar con más trastos que no sean imprescindibles, por no mencionar lo que cuesta despojarse de este tejido, que se pega cual ventosa, en caso más que probable,  de que un pipí llame a la puerta… Otra opción descartada.

Y entonces, así, como caído del cielo, doy con una marca de bañadores y biquinis de la que me gusta todo (con lo rarita que soy). Se llama VODHI  y  me veo vigilando a los angelitos con cualquiera de sus bañadores (hay uno muy Serena van der Woodsen) y por fin un biquini triangulo que me flipa. Originales pero básicos. Sobrios y con estilo, y lo mejor… puedes elegir y combinar parte de arriba y parte de abajo y atención!!! hay braguitas altas!!!!! Para que la carga esté algo controlada!!! Que yo soy muy fan de la bragafajaboina.

Haz click aquí para acceder a la web de VODHI                  vodi

Es un milagro, lo sé, así que , a pesar de los años y de la carga seguiré llevando biquini.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code
Espera por favor