•   Ataulfo Argenta 38
  •   +34 942 87 36 02
Archangela Aceite de Reina 15Ml View larger

Archangela Aceite de Reina 15Ml

86,00 €

Archangela Aceite de Reina 15Ml

Nuevo producto

Descripción corta

ACEITE DE BELLEZA DE LA REINA es un auténtico elixir para el cutis. Un potente tratamiento revitalizador con el que la piel se  vuelve más luminosa y uniforme.

Este aceite, gracias a su altísima riqueza en activo, a su extraordinaria y completísima composición, sin igual en cosmética, es un auténtico elixir para la piel. Nutre, hidrata, repara , regenera, mejora el tono, elimina imperfecciones, calma e ilumina.

Por su gran afinidad con el tejido cutáneo, la epidermis lo bebe, absorbiéndolo de forma rápida y eficaz, dando sensación de confort.

Perfecto para la noche en que la piel irá bebiendo sus nutrientes durante el sueño, pero apto para el día porque tiene la antileukina como factor biológico de protección solar. Se puede utilizar también como cura reparadora incluso en rostros jóvenes cuando la piel necesita un cuidado extra por sequedad, exposición al sol o al viento o cansancio.

Prueba a  añadir unas gotas a la crema o mascarilla habitual para darle un plus de riqueza y nutrición.

La lista de activos que lo conforman es casi inacabable... pero si te interesa el tema, aquí los tienes:

ACEITE DE ARROZ Cóctel único de moléculas antioxidantes, con el gamma oryzanol, la vitamina E, los fitoesteroles y el ácido ferúlico. Este complejo es un conocido antienvejecimiento y protector de la piel de la agresiones externas como los rayos UV y la polución. Perfecto para las pieles maduras. Carotenoides, licopeno, ácido oléico y linoléico, numerosas enzimas como la Q10, glutation peroxidasa y otras completan su composición junto con los minerales ( calcio, potasio, magnesio, fósforo, hierro, zinc y cobre) que le confieren propiedades antinflamatorias, cicatrizantes, reparadoras, antiradicales libres, descongestionante incluso para la zona periocular.

ACEITE DE ESPINO AMARILLO Contiene abundante provitamina A, vitamina E, ácido omega 3 y 6, ácido palmitoléico. Esta asociación le confiere un gran poder de protección solar y antiedad maravilloso con gran capacidad suavizante y cicatrizante de excepción, gracias a sus antioxidantes y antirradicales. Util en pieles fatigadas, faltas de luz, maduras, faltas de tono, secas y deshidratadas. Su poder regenerador protege la piel del envejecimiento y la deshidratación. Calma las pieles irritadas y reestructura y repara la capa hidrolipídica de la piel. Util como antinflamatorio y descongestivo, cicatrizante excepcional de heridas y dermatitis.

ACEITE DE GRANADA Su altísima riqueza en ácido punícico le otorga poderosas propiedades antinflamatorias y camantes. También muy rico en acido linoléico y oléico, esteárico y palmíticoo, fitoesteroles y vitamina E. Antioxidante potente, su acción antiradicales permite luchar contra los efectos de los rayos UV, del stress y la polución previniendo la formación de arrugas. Acción también antiedad por sus poderes reparadores y regeneradores gracias a los fitoesteroles, que estimulan los mecanismos de reparación de la epidermis y la formación de queratinocitos. Indicado en pieles maduras o delicadas con tendencia a irritaciones y rojeces. También en golpes de sol.

ACEITE DE KIWI Exquisito y delicado jugo, valioso por su concentración, cotizado por su dificultad de extracción y la ingente cantidad de semilla necesaria para obtener unas gotas. Rico en fitoesteroles , omega 3 y vitamina E que le dan un gran poder como reparador y revitalizador de la pieles maduras y fatigadas. Calma la piel irritada o enrojecida, repara y nutre las pieles apagadas y maduras, incluso las más sensibles y delicadas.

CAMELIA Macerado de té verde, su contenido en vitamina E le hace ser útil para reparar el colágeno, dar elasticidad y tono a la piel. Previene el deterioro reestructura y nutre la piel. Da sensación inmediata de confort. Ideal para pieles frágiles o desvitalizadas o desnutridas.

ACEITE DE FRUTA DE LA PASIÓN Su contenido en bioflavonoides y vitamina F le confiere propiedades antiradicales y antiedad de la piel. También posee abundantes carotenoides o provitamina A, vitamina K y escualenos, componentes fundamentales de la superficie de la piel que le dan propiedades como protectora e potente hidratante y antienvejecimiento cutáneo.

ACEITE DE AVELLANA Además de sus ácidos grasos como los anteriores tiene gran riqueza en fitoesteroles y vitamina E que le otorgan cualidades calmantes, reparadoras , cicatrizantes y antinflamatorias De fácil absorción, no graso, regulador de la secreción sebácea del tejido epidérmico.

ACEITE DE JOJOBA Rico en acido gadoleíco y erúcico, nutre en profundidad la piel, equilibra y activa el metabolismo de la elastina favoreciendo la firmeza y elasticidad del tejido cutáneo.

ACEITE DE ONAGRA Es un aceite antiarrugas y regenerador por excelencia, gracias a su riqueza en acidos grasos esenciales. Previene el envejecimiento cutáneo, mantiene la flexibilidad de la piel gracias a a sus fitosteroles y triterpenos. Protege la membrana de las células cutáneas del deterioro , suaviza y calma.

ACEITE DE ARGAN Antiguo producto de belleza de las mujeres del desierto, el aceite de Argán todavía constituye el remedio tradicional contra la agresión del cutis de parte del viento y del sol entre las poblaciones beréberes en cuya lengua local encuentra el nombre de "oro líquido". Regenerador celular natural óptimo incluso en el trato de quemaduras y grietas, con razón el aceite de Argán puede definirse un "elixir natural de juventud cutánea”. Salvaguarda la elasticidad normal y de la turgencia regular de la piel. Previene y ralentiza de los procesos de envejecimiento de la piel. Mitiga las señales provocadas por cicatrices por sus propiedades regeneradoras y rejuvenecedoras, comprobadas clínicamente. Para todo tipo de tratamientos regeneración cutánea: arrugas, estrías, manchas.

ACEITE DE BORRAJA Reconocido por su poder hidratante, regenerador y antiarrugas. Su acción se desarrolla gracias a su altísima riqueza en acidos grasos esenciales como el gamma linoléico, vitamina F, ácido erúcico y palmítico, que facilitan la fluidez de la membrana celular, hidratan y mantienen elástico el tejido cutáneo participando en las reacciones inmunitarias y protección antialérgica de las células. Además sus fitoesteroles mejoran la barrera protectora de la piel, así como la microcirculación; tienen acción antinflamatoria, frenan el envejecimiento cutáneo y protegen de los agentes externos, en sinergia con la vitamina E que actúa como antioxidante. Calma las pieles sensibles e irritadas, nutre las pieles maduras, desvitalizadas, con estrías y alivia las pieles con dermatitis.

ACEITE DE NUEZ DE MACADAMIA Arbol originario del Este de Australia. Su riqueza en ácido palmitoléico condiciona sus propiedades y utilización. Muy útil para pieles frágiles, con cicatrices, grietas o estrías, por su buena absorción sin obstruir los poros, sin toque graso . Su contenido proteíco y sus maravillosos ácidos grasos esenciales contribuyen a su acción sobre la microcirculación y drenaje de la linfa. Cicatriza, hidrata en profundidad y protege suavemente de los rayos ultravioletas. Perfecto para pieles irritadas y sensibles.

ACEITE DE CALÉNDULA Sus ésteres (de faradiol), sus carotenoides (licopeno., luteína, flavoxantina) y sus flavonoides le dan ese reconocimiento como cicatrizante excepcional, descongestionante, antiedematoso, fotoprotector, antinflamatorio y antioxidante. Especial para heridas, grietas, o irritaciones.

ACEITE DE LIS Rico en ac oléico, liniléico y palmítico, como en fitoesteroles responsables de la capacidad de mejorar la función cutánea. Además, su riqueza en un alcaloide (etiolina) le confiere la propiedad de mejorar el tono de la piel aclarando las manchas y previniendo su aparición, calmando la piel y disminuyendo sus rojeces o inflamaciones, perfecta para pieles sensibles.

ACEITE DE BELLIS Reputado aceite por su virtudes tonificantes de los vasos sanguíneos y sus propiedades reafirmantes.Su riqueza en ácido beta mirceno le confiere poder descongestionante antinflamatorio y tónico linfático. Su nombre en latín nos evoca la utilidad de esta planta , bellis perennis (belleza eterna). Esto nos trasmiten los ancestros, que desde el Renacimiento la utilizaban para los cuidados de la piel. Mejora la circulación, descongestiona, calma zonas edematizadas, da tono y reafirma los tejidos.

ACEITE MACERADO DE ALOE Muy apreciado por sus propiedades nutritivas, revitalizantes, hidratantes y alisantes, este aceite estimula la producción de colágeno y elastina, atenúa las arrugas y permite la cictarización, volviendo la piel mas suave, equilibrada y luminosa.

ACEITE DE CÁÑAMO Nutre y suaviza. Es antiinflamatorio y antioxidante. Para pieles sensibles y castigadas. Es un aceite de rápida absorción. Recomendado como base portadora de aceites esenciales. Enriquecido con vitamina E.

ACEITE DE YANGU Utilizado por la tribu africana kikuyu de Kenia, donde es muy popular por su buena absorción como aceite seco regulador, altamente nutritivo de la piel y muy protector de los rayos ultravioletas.

CALOPHYLUM ("hoja bella", del griego kalos, "bello", y phullon, "hoja") Arbol de Santa María, guanandí u hoja bonita brasileña es un género de árboles comúnmente llamados Palo María procedente de Madagascar, donde se puso en marcha una coperativa de recolección que proporciona una actividad económica a las comunidades de esta zona. Muy aromático , es apreciado por su propiedades calmantes y sobre las afecciones cutáneas. De bello color verde esmeralda es un precioso aceite por sus propiedades como cicatrizante, y reparador incuso cicatrices antiguas. Preciado también como desinfectante por su contenido en inophylina A. Sus polifenoles, calaustralina y vitamina E le confieren maravillosas propiedades como activador de la circulación sanguínea, regenerador de los tejidos cutáneos y excelente fuente de nutrición que dota a la piel de elasticidad y suavidad.

ACEITE DE MELON DEL KALAHARI Muy utilizado en esta región de Namibia y apreciado por sus propiedades reestructurantes, ya que conserva y protege las paredes celulares de la epidermis, dando suavidad y elasticidad, firmeza y tono gracias a su riqueza en proteínas. De acabado seco, protege, suaviza y equilibra, dando un bello tono a las pieles apagadas o mates. Reafirma y regenera y atenúa rojeces.

ACEITE DE INCA INCHI Fruto procedente de Perú, de los bosques amazónicos, se le conoce como cacahuete de los incas. Su composición con gran cantidad de ácido grasos 3, 6 y 9 y esteroles (campesteol, estigmasterol y fito-sitosterol) le proporcionan su gran poder reparador, favorecedor de la microcirculación y calmante de la epidermis. Aumenta la elasticidad de la piel y calma irritaciones , buen antiedad y antiradicales. Perfecto para pieles deshidratadas o que hayan perdido la cohesión del tejodo cutáneo.

ACEITE DE KUKUI Esta planta introducida en Hawai por los pioneros polinesios es conocida por sus virtudes reparadoras y calmantes de la piel ( muy útil en pieles con irritaciones) gracias a su alto contenido en omega 6. Su gran penetración con textura seca le da gran poder de hidratación profunda.

ACEITE DE ZANAHORIA Muy rico en vitamina A, la protege del sol y le da un tono uniforme. Es un gran antioxidante, retrasa el envejecimiento y da luz y vitalidad a pieles apagadas .

ACEITE DE SÉSAMO (Sesamum indicum) Uso universal por sus excelentes propiedades para la piel, y uso como filtro solar. Excelente reafirmante, elastificante de tejidos para combatir la flacidez, tonificar y reparar . Resistente a la oxidación. Con ligero factor de protección solar

ACEITE DE ROSA MOSQUETA El aceite de Rosa Mosqueta se obtiene exprimiendo en frío semillas de Rosa affinis rubiginosa, que proviene en América del Sur, en las regiones andinas de Chile. Las características cosméticas de este aceite derivan de su alto contenido de ácidos grasos esenciales que, como es sabido, favorecen la biosíntesis de las prostaglandinas y por tanto presentan características estimulantes y reparadoras en los procesos fisiológicos de la epidermis. Por tanto no se trata de un aceite cosmético destinado únicamente a su habitual función hidratante/dermoprotectora, sino de un auténtico regenerador, óptimo para el tratamiento de heridas, úlceras y abrasiones, al mismo tiempo que constituye un eficaz remedio contra las uñas frágiles y opacas. Tras minuciosos estudios se ha comprobado que es un “regenerador celular: mantiene la elasticidad y la turgencia de la piel, previene y ralentiza los procesos de envejecimiento del tejido cutáneo.

PROVITAMINA B5 Agente de hidratación y reparación de la piel que además calma el picor y cicatriza.

ANTILEUKINA Extraída por biotecnología marina de la membrana del alga laminaria ochroleuca, funciona evitando el fotodaño y el fotoenvejecimiento. Equilibra la hidratación de la célula y protege la integridad del DNA . Es la barrera solar más avanzada , biológica y activa, que disminuye la inflamación provocada por el sol gracias a la acción de la fosfatidilcolina , los ácidos alfa lipoícos, las vitaminas A y E y la coenzima Q10. Actúa sobre los monocitos, queratinocitos y protege la matriz extracelular de las células evitando la destrucción del colágeno. Además sus componentes tienen una acción en si mismos hidratante, manteniendo la barrera hidrolipídica, nutritiva y antiarrugas (la coenzima Q10 previene la acción de los radicales libres). Protege el metabolismo de la piel del sol, los agentes externos y el envejecimiento fisiológico.

ACEITES ESENCIALES Ciprés: antinflamatorio y calmante de la piel. Mejora su firmeza. En irritaciones, golpes de sol.   Rosa: regenerador celular: tónico cutáneo, cicatrizante, previene y lucha contra las arrugas, cuperosis y cuidado de la piel en general.. Su altísima concentración en activos y la dificultad para conseguir una sola gota de la parte más activa de la flor justifica su elevado precio incluso para las pequeñas dosis en las que se distribuye.   Nardo: fortalece la piel la estimula y protege del envejecimiento. Lavanda: poderoso cicatrizante y regenerador, apto para pieles irritadas a las que calma y mejora.   Pachuli: favorece la circulación y el metabolismo de la piel, gran cicatrizante en estrías, escaras, arrugas, dermatosis o pieles secas y faltas de luz y tono.   Galbanum: dentro del grupo de aceites raros y preciosos. Su riqueza en monoterpenos y monoterpenoles le otorgan propiedades estimulantes.   Violeta: da firmeza y aclara la piel, descongestiona y mejora la circulación del tejido cutáneo. Perfecto para pieles con irritaciones o pieles mates y apagadas.   Aquílea: cicatrizante y poderoso reparador de pieles dañadas, irritadas, maduras o desvitalizadas. Devuelve brillo y revitaliza.   Geranio de Egipto: cuidado de la piel en cualquier proceso de irritación. Violeta: da firmeza y aclara la piel, descongestiona y mejora la circulación del tejido cutáneo. Perfecto para pieles con irritaciones o pieles mates y apagadas.   Helicristo o Sol de Oro o siempreviva. Es antiinflamatoria, cicatrizante y antialergénica. Protectora dérmica y cicatrizante, bacteriostática.   Naranja amarga: fruto de un árbol originario de Asia que fué introducido en el Mediterráneo en el tiempo de las Cruzadas. Su aceite esencial, que posee un rico aroma afrutado y fresco, es maravilloso como regenerador y tónico cutáneo, también purificante y revitalizador de la piel.   Mirra: aceite de aspecto viscoso y resinoso, ligeramente amaderado cuya concentración en sesquiterpenos le confiere sus cualidades como poderoso cicatrizante, maravilloso para el cuidado de la piel. Es uno de los llamados aceites místicos, que además tiene reconocidas propiedades calmantes del tejido cutáneo.

PRESENTACIÓN:

Frasco de 15 Ml. de cristasl con cuentagotas en caja de cartón.

Write a review

Archangela Aceite de Reina 15Ml

Archangela Aceite de Reina 15Ml

ACEITE DE BELLEZA DE LA REINA es un auténtico elixir para el cutis. Un potente tratamiento revitalizador con el que la piel se  vuelve más luminosa y uniforme.

In the same category

Other products

Espera por favor